MENÚ

07 Jun 2017

Financiación hasta 2020 para seguir innovando en energy harvesting

La empresa AEInnova, apoyada por Fundación Repsol a través del Fondo de Emprendedores, ha recibido dos ayudas para seguir desarrollando sus proyectos de energy harvesting, que permiten generar  electricidad a partir de calor residual.

AEInnova, empresa seleccionada en la cuarta convocatoria del Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol, ha recibido un nuevo impulso gracias a las ayudas NEOTEC y H2020 LIFE+. Esta spin-off de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) lleva años trabajando en técnicas novedosas de energy harvesting, con el objetivo de recuperar el calor residual generado en la industria y convertirlo en energía eléctrica, empleando una tecnología eficiente y adaptable.

Actualmente,  AEInnova tiene dos productos en fase de desarrollo.

  • Indu-eye, un dispositivo para monitorizar instalaciones industriales enviando los datos de forma telemática. Utiliza el calor residual como fuente de energía, por lo que al no tener baterías,  puede ser certificado por ATEX (atmósferas explosivas)  e instalado en cualquier tipo de industria.
  • Waste Heat Recovery Unit (WHRU), un dispositivo capaz de recuperar el calor residual que se genera en instalaciones industriales y transformarlo en energía eléctrica para alimentar otros sistemas de control industrial. Este producto supone un avance para ayudar al sector industrial a cumplir la normativa establecida en los Acuerdos de París y el Horizonte 2020 y 2030 sobre materia medioambiental.

Para el desarrollo de estos productos, AEInnova ha obtenido la ayuda Neotec de CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad), siendo la empresa de energía mejor valorada en el ranking de las subvenciones Neotec 2017. Gracias a un aporte de 197.000€ se van a poner en marcha dos pilotos para testar la validez de los dos productos de AEInnova en industrias españolas, de hecho, uno de estos pilotos se va a desarrollar en el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano. Otros proyectos del Fondo de Emprendedores ya han sido beneficiarios de estas ayudas estatales.

Por otra parte, la empresa catalana también ha recibido un aporte de 636.000€ a través de la ayuda de la Comisión Europea H2020 LIFE+. Este programa financia proyectos innovadores en el ámbito del cambio climático y el medio ambiente.  Gracias a este impulso, se van a realizar tres pilotos del equipo WHRU, pudiendo incorporar las mejoras que sean necesarias antes de la comercialización.

Con estas ayudas, AEInnova ha garantizado el 60% de la financiación de la empresa hasta junio de 2020. ¡Enhorabuena al equipo por estos logros!